Archivo del sitio

STONEWAY

Con STONEWAY se puede programar previamente tanto los metros a escalar como los desplomes que deberá tener la vía que se haya diseñado (así, se puede introducir fácilmente con una interfaz que lleva en un lateral los metros que se quiere escalar a cada inclinación, por ejemplo: 10 metros a 20º, luego 10 metros a 30º, otros 7 metros a 35º y 5 metros a 15º…, y todo esto sin bajar al suelo ni tener que parar para nada!!), se podrá pautar desde donde empezar la vía (pues se puede fragmentar todo en secciones), se podrán determinar las series y repeticiones a realizar, o si se desea la velocidad a la que escalar fijándola para la mejora del ritmo…, aunque sino, la misma máquina se adapta al propio ritmo, acelerando si se va más rápido y deteniéndose si se para (por tanto, se puede parar a reposar, imitando a la perfección los tiempos de contacto y la dinámica del esfuerzo propio de la escalada).

Con todo esto, la sensación que se tiene al escalar en ella es la de estar en la misma roca o en cualquier rocódromo, tanto a nivel local (antebrazos) como global (brazos, espalda, piernas…), y eso es porque se escala siempre de forma ascendente, que es la mayor ventaja que supone con respecto a cualquier plafón o rocódromo que se precie, en los que o se escala hacia abajo para continuar el esfuerzo (lo que no deja de ser más que una imitación o aproximación de lo que sucede realmente cuando se escala), o se detiene el esfuerzo porque se acaba la vía, respectivamente.

En definitiva, STONEWAY supone una revolución en cuanto a la especificidad del entrenamiento que permite desarrollar sobre ella y un control muy elevado de la intensidad del mismo, aunque sobre esto hablaremos más en detalle en próximas entradas.

 

Os dejo otro enlace:

http://brewersledge.com/products/treadwall/treadwall-m6

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: